Audi S8


Una de las formas definitivas de saber si el auto que uno esta conduciendo es cool es la manera cómo los chicos en un estacionamiento “valet” miran el auto al momento de parar. Estos son unos verdaderos expertos y sibaritas, ya que ven todo tipos de autos diariamente y están acostumbrados a ni siquiera mosquearse al ver un Mercedes-Benz, BMW o Jaguar. El Audi S8 es algo distinto y especial. Con su suntuoso diseño de carrocería y sus ruedas de 20 pulgadas mostrando los monstruosos frenos, este es un auto que llama la atención sin gritar “aquí llegue”

Los asientos del Audi S8 son de un cuero suave y de muy alta calidad. El ajuste de cada uno de estos es casi indefinido, además de tener calefacción y aire acondicionado incorporado. Uno inmediatamente se da cuenta de los detalles de la cabina. Por ejemplo, el terminado del techo en alcantara (un estilo de gamuza muy suave que esta de rigor con los fabricantes de autos exclusivos). El ojo inmediatamente se enfoca en toques como la doble puntada alrededor de todo el cuero. En la consola central esta el sistema integrado de GPS, teléfono, y música llamado por Audi como el “MMI”. Este opera de una manera bastante fácil e intuitiva con sólo varios sub-menús para agilizar la navegación entre funciones. Nos dimos cuenta que es un sistema fácil de manejar sin tener que sacar el manual de operaciones. El tablero y sus instrumentos están perfectamente presentados, con una mezcla entre alta tecnología e indicadores tradicionales como el velocímetro y tacómetro dándole el toque de elegancia y alta tecnología. Al encender el equipo de música, (fabricado por la legendaria fabrica Bang & Olufsen) las bocinas de los altos salen mágicamente de las esquinas de las bases de los párales del vidrio delantero. Esto es sólo el comienzo de una gran sorpresa musical. Este es el perfecto vehiculo para gozar un concierto de cualquier tipo a todo volumen y a la máxima fidelidad.

Este monstruo no es solo bonito sino también potente. Con un motor V10 de 450 caballos de fuerza, el Audi S8 se destaca, no sólo como un sedan deportivo, sino también como una presentación del más alto firmamento tecnológico en potencia, transmisión y suspensión de este famoso fabricante alemán.

Al tocar el botón de arranque el motor enciende con un sonido sonoro y complaciente instantáneamente recordándonos de los Ferraris con V12 de la época de los sesenta. Este es de los motores más parejos y balanceados que he tenido la oportunidad de operar. Tanto es así que el comentario típico de personas dentro del auto era el de “¿está el motor encendido?”.

El Audi S8 se puede conducir como un sedan normal o como un auto deportivo. De cualquier manera, este lo hace sentir a uno de maravilla. La potencia es adictiva, el sonido que sale de los tubos de escape a su máxima potencia es un canto de arias. La armonía y balance entre todos los controles es algo que le da el placer al conductor de sentir un auto como se debe de sentir.

Datos
Precio MSRP: $96,200.00
Precio unidad probada: $115,775.00
Motor: 5.2 litros, V10 de 450 HP
Millas por galón (prueba): 15 MPG


publicidad


Otros sitios